Navajazo, de junkies a dealers en la frontera de Tijuana

 

 Fotograma 1

Prostitutas, junkies, dementes, homicidas, migrantes, huérfanos, satánicos, productores de cine porno y dealers son los protaonistas de Navajazo, ópera prima del sociólogo y cineasta Ricardo Silva, quien nos ofrece un documental provocador sobre la población marginada que habita la frontera entre Tijuana y Estados Unidos.

El filme recibió el Premio Leopardo de Oro Cineastas del Presente en el Festival Internacional de Cine de Locarno, el reconocimiento al Mejor Largometraje en el Festival de Milán, así como el Premio del Público en el FICUNAM y del galardón al Mejor Largometraje en el Riviera Maya Film Festival.

Fotograma 5

“Navajazo se presenta como un filme irreverente, libre, despreocupado, donde el director construye una “etnoficción” (etnografía y ficción), en la que reproduce el discurso del otro y pone en boca de estos personajes un diálogo artificial, construyendo escenas a manera de ficción pero con individuos que se interpretan a sí mismos y a sus problemáticas cotidianas” (Interior 13).

Por ello, esta cinta es un reflejo de la formación sociológica de su director, quien realizó el cortometraje Issbocet en 2006 y ha colaborado en documentales como De Motu Cordis de Mariana Ochoa (ganador del Ariel por Mejor Documental), en el documental Presunto Culpable de Roberto Hernández, ganador del Festival de Morelia FICM y en el documental El Informe Toledo de Albino Álvarez, parte de la muestra de Ambulante 2010.

 Fotograma 6

Ficha técnica

Director: Ricardo González Silva

Productor: Paulina Valencia

País de producción: México, 2014.

Guión: Ricardo Silva y Julia Pastrana

Edición: Julia Pastrana

Música: Albert Pla

Advertisements