El Diablo Güero y una manada de perras te van a atrapar

desierto

Por José M. Vacah

@JosMVacah

El desierto no es sólo una zona geográfica sino una parte de nosotros mismos. Hace poco, leía en internet una noticia que me dejó sorprendido. Estudiosos de la anatomía humana habían descubierto que dentro de nuestro cuerpo hay zonas comparables a los paisajes bióticos que conocemos: Tundra, Bosque Tropical, Desierto, Taiga…  Cargar nuestro hígado es lo más parecido a llevar por dentro una estepa.  Por supuesto, dentro de nuestras entrañas la vida conoce sus propias formas de destrucción y paraíso. ¿Habrá un Cielo? ¿Las bacterias en nuestra sangre conocerán el Infierno? ¿O sólo pensarán –imaginemos que piensan— “el infierno es la realidad, el infierno es esto”? Probablemente los glóbulos rojos y los blancos mantengan entre ellos relaciones racistas, discriminatorias y violentas. El cuerpo humano no es un sistema armónico (la mayor parte de nuestra vida).

Victoria y Jonás Cuarón durante la grabación del sencillo .

Victoria y Jonás Cuarón durante la grabación del sencillo .

Anoto estas reflexiones que se suscitaron en mi cerebro al escuchar la rola “El Diablo Güero”, canción inspirada por la película Desiertosuspense y western no apto para patriotas—, protagonizada por Gael García Bernal y dirigida por  Jonás Cuarón.

La letra de la rola expresa lo siguiente:

“El diablo güero te va a apañar.
Sin una idea clara yo sigo derecho con un
pasado firme salgo huyendo hacia el desierto
No sé lo que depara el futuro incierto
Lo único que quiero es salir corriendo del infierno
Si no estás muerto que te mate el desierto”

Cientos de migrantes mexicanos y centroamericanos arriesgan la vida en el desierto, su futuro está custodiado por una manada de perras hambrientas.

Hablando de perras, “El Diablo Güero” es un producto de la colaboración entre A Band of Bitches y Victoria, échenle un oído y cuando vean la película no duden en hacer spoilers.

Advertisements