Trainspotting: sinónimo de la juventud imperfecta

 Trainspotting2

Por Steph CB

La década de los 90 comenzó con grandes cambios. Podemos hablar de la caída del muro de Berlín, la disolución de Checoslovaquia (dando nacimiento a dos nuevos países: Republica Checa y Eslovaquia), la revolución cultural que llega gracias al nuevo milagro llamado “internet”, la aparición del DVD, el fallecimiento de Freddie Mercury, los nuevos fenómenos del pop como Spice Girls, The Backstreet Boys, pero mientras eso ocurría, en el Reino Unido se estrenaba Trainspotting dirigida por Danny Boyle.

Sin duda Trainspotting se ha convertido en un clásico del drama y comedia, tanto para jóvenes como adultos. Incluso algunos la han denominado como “La Naranja Mecánica de los noventa“.

Este filme nos muestra la realidad de un grupo de jóvenes de Edimburgo adictos a la heroína, donde el sexo, el alcohol, la violencia y la amistad se hacen presentes.

Trainspotting3

“Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un piso piloto. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver concursos en televisión que embrutecen la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niños egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida… ¿pero por qué iba yo a querer hacer algo así? Yo elegí no elegir la vida: yo elegí otra cosa. ¿Y las razones? No hay razones. ¿Quién necesita razones cuando tienes heroína?”

La historia gira alrededor del Mark Renton, anti-héroe de la cinta, quien no posee aspiraciones y ambiciones, por tanto decide no elegir un modelo de vida, puesto que no lo necesita, no si tiene heroína.

 Trainspotting fue una de las primeras cintas que tocó el tema de drogadicción de una manera sincera, cruda y despiadada. Creando una revelación  en el cine haciéndolo más libre y explícito. También innovó el estilo de la composición de los planos, pues podemos apreciar planos a ras del suelo, en contra picada, panorámicas verticales de 180 grados, planos subjetivos, entre otros más. Con todo esto después de veinte años Danny Boyle comenzará con el rodaje de Trainspotting 2 con los protagonistas de la primera cinta. ¿Qué nos deparará esta secuela?

 

Advertisements