Carmín Tropical: film noir del tercer género

Carmiìn tropical

Por Qornelio Reyna

El oaxaqueño Rigoberto Pérezcano (Norteado, 2009), finalmente y luego de recorrer numerosos festivales, estrena en salas nacionales su segundo largometraje titulado Carmín Tropical (2014), el cual le ha valido varios premios, como el de mejor largometraje mexicano en el Festival de Cine de Morelia, así como el premio a mejor guión original y otras 9 nominaciones de los Premios Ariel, incluyendo mejor director y mejor película.

La historia: Mabel es una muxe que escapa de Juchitlán, Oaxaca, junto a la ex pareja de su amiga (también muxe) Daniela. Luego de que esta sea asesinada, Mabel regresa a su pueblo natal intentando dar con el asesino. En el camino se reencuentra con sus amigos y amigas, familiares tanto de ella como de Daniela y a su vez, conoce a Modesto, un taxista proveniente de Nayarit con quien establece una conexión sentimental, que la llevará a límites insospechados en la misión en que, por culpa quizás, se ha involucrado.

carmín 3

Las muxes son hombres que asumen socialmente roles femeninos, incluyendo los familiares y sexuales. Algunas de ellas visten ropas de mujer y asumen su papel, pues refleja su verdadera identidad, aunque el travestismo no es una norma rígida.  Son consideradas como  un “tercer género” por la comunidad Zapoteca, pues, entre otras cosas, resalta el hecho de que aquella lengua no cuenta en su lenguaje con declinaciones de género.

Allá es común e incluso visto con normalidad la cuestión de las muxes, ya que son ellas quienes suelen dedicarse a la familia o hacerse cargos de sus padres cuando estos envejecen, también tienen el papel de impulsar la vida sexual de los varones por considerar inmoral que las mujeres pierdan su virginidad antes del matrimonio. En un sentido estricto, dentro del imaginario Zapoteco, las muxes no son hombres vestidos de mujeres o que se sienten como tal, son mujeres y punto.

Este tema, de entrada, ya nos habla de una cuestión importante que se aborda naturalmente: la identidad. Pérezcano reconstruye a partir de fotografías y material semi documental, la identidad de los muxes. Fotografías que muestran la evolución estética, imágenes de archivo donde se pueden ver los carnavales y a verdaderas muxes y un ritmo profundo que da pausa a la reflexión, crean una especie de mística al respecto de las muxes, las humaniza y borra las barreras del género.

carmín 2

Por otro lado, también retrata la doble moral de sociedades tradicionalmente machistas o que, a pesar de ser aparentemente incluyentes, continúan permeadas por la discriminación, pues considerando que las muxes son vistas como mujeres, un crimen así podría ser visto desde esa misma lógica como un feminicidio o crimen de género.

También llama la atención la naturalidad de los desenfadados personajes. La introspectiva Mabel, que como muxe llamada por la familia, regresa a su pueblo por la culpa de su traición a su amiga Daniela a sabiendas de que los errores de su pasado le persiguen, por lo que decididamente hace cara su destino, cuando inesperadamente se enamora de Modesto, un hombre sencillo, galante y muy amable con ella. Relación con química propia dentro de la pantalla gracias al trabajo de José Pescina (Mabel) y Luis Alberti (Modesto).

Esta relación sirve como perfecta justificación para desarrollar el suspenso de una investigación que nunca es esclarecida por el comandante local (Marco Petriz), lo que obliga a Mabel a resolver el misterio ella misma, a la vez que se redime con el recuerdo de su amiga, reencuentra su pasión por el canto y de paso, se enamora.

carmín1

El film noir, el thriller y el suspenso constituyen un género muy complicado y con sus propias reglas, dentro de las cuales destacan la misteriosidad del asesino o el papel de la mujer.

Una película que, hablando de travestismo, homosexualidad, una identidad humanística y la denuncia de la impunidad, sea narrativamente sustentable es todo un reto, al cual Pérezcano desatina por poco (suele ser un tanto disperso en el eje guía de la historia), pero que en general y gracias a la naturalidad  con la que aborda los temas, resulta gratificantemente sorprendente.

Advertisements