Elsa y Elmar es pop espiritual que atraviesa corazones

 

ElsaYElmar

Por Fernando Cervantes Radzekov

Los acordes suaves y melódicos con los cuales el alma puede descansar en paz se encuentran en la nueva producción de Elsa y Elmar titulada Rey. Colombia es la tierra natal de esta bellísima cantautora, Elsa Margarita Carbajal, que, luego de haber estudiado en Boston, nos hace soñar con espacios siderales llenos de tranquilidad y belleza.

¿Indie, balada, folk o “pop espiritual” (como la misma artista lo define)? Su sonido rompe con las barreras del género y nos da la oportunidad de disfrutar sin tapujos esas dulces melodías acompañadas de letras profundas que nos hablan tan claro del amor y del desamor. Su estilo es tan puro y sencillo que da una fuerza sonora impactante. Su voz suave, pero precisa, tan llena de melancolía y luz… Simplemente nos llega directo al corazón.

ElsaYElmar

Las canciones en este álbum presentan ritmos frescos y dinámicos que se conjugan de manera exquisita con las letras melancólicas. La voz de Elsa es delicada y profunda. Resalta el tema “Ropa loca” en donde las rimas juguetonas expresan una tristeza inmensa del amor perdido. Sin duda es un canto que llega directo al corazón, justo donde las lágrimas se crean. Otro de los temas que impactan son “Forma antigua” en donde nos preguntamos sobre el amor tan particular que expresamos por alguien, sin importar las opiniones o los libertinajes perdidos. Rompiendo con los cantos taciturnos el ritmo alegre de “La ventana” mueve caderas y provoca sonrisas.

Espirituales, trascendentales, los temas más profundos y metafóricos son “Exploradora” y “Rey”, donde se puede ver la emotividad filosófica de la cantautora. Y si hablamos de emotividad, llegando a la esencia del rock, el tema “Mal” expresa ese enojo sentimental por todo lo que hacemos mal, ¿dónde está el bien?, ¿dónde está el mal… en el amor? El único error es no escuchar Elsa y Elmar.

ElsaYElmar

Rey, el disco ya podemos escucharlo en Spotify. La obra de Elsa y Elmar es imprescindible para todo aquél que tenga roto el corazón o cuyas heridas amorosas quiera refrescar.

lf.cervram@gmail.com