20,000 días sobre la tierra o cómo desnudar tu alma

nc1

 

Por Alejandro Arriaga

Nick Cave: músico, escritor y actor. Muchas son las ocupaciones que se le atribuyen, pero esta última faceta es la que nos interesa de él en esta ocasión. A lo largo de su carrera lo hemos visto interpretar de manera formidable diversos papeles, pero en 20,000 días sobre la tierra observamos el más honesto y complejo de todos: el de Nick Cave.

Con cierto aire de falso documental, nos adentramos en el día 20,000 de la vida del artista, que baja de su estatus de leyenda para mostrar a la persona que se encuentra detrás. Con una forma teatral nos introduce a su vida en la pequeña ciudad de Brighton; su despertar por la mañana, las pláticas con los amigos,  su vida familiar y cómo todo este ambiente se inmiscuye en la música.

Más que una biografía, esta película nos muestra las constantes obsesiones que se encuentran la mente de artista; la violencia, el amor y la muerte son tópicos recurrentes en cada escena y conversación que mantienen los “personajes” del filme, así como en su vida, y se manifiestan de una manera a veces extraña y otras profundamente bellas.

nc2

A pesar de que muchas de las escenas son completamente montadas  (la sesión con su psicoanalista, los viajes en el auto, la revisión de sus viejas cosas) no parecen ser falsas, esta misma fantasía se transforma en un medio para expresar su realidad que da pie a un sinfín de historias.

Cave, en esta película, no pretende mostrarse como un artista ante su público, sino más bien como un hombre que mira hacia su pasado de manera reflexiva, reconociendo su creación y el camino recorrido.

Para disfrutar de esta obra no hace falta conocer a Nick ni a los Bad Seeds, funcionará para que la mayoría se adentre en el alma que da sustento al trabajo de un hombre que ha sido influencia de muchos y que muestra día ficticio una vida que, aunque no es realidad,se termina fundiendo con ella.

Advertisements