Para madrear como Caín Velázquez, sólo necesitas este Outfit

11742653_932289290171762_6523361279966226208_n

Por José M. Vacah

@JosMVacah

La ropa, aquello que vestimos cotidianamente, desde tiempos inmemoriales ha servido al hombre, no sólo como protección sino como método de defensa personal. La ropa no sólo nos protege del verano o del invierno, también nos defiende de potenciales peligros.

No sólo los hombres usan ropa, también la utilizan  los dioses. Una cultura depende de la calidad de la vestimenta de sus dioses, de su configuración, de su diseño, de lo divino de la ropa que usen los inmortales, es decir, lo verdaderamente divino que haya tomado frente al hombre, de la relación declarada de la encubierta, de todo lo que permite se haga en su nombre, y aun más, de la contienda posible entre el hombre (los dioses y los hombres siempre estarán en constante pugna), la pelea entre el adorador y esa realidad; de la exigencia y de la gracia que el alma humana a través de la imagen divina se otorga a sí misma. Palabras más o palabras menos, esto lo escribió María Zambrano en el altar a lo divino.

11745745_932289123505112_8250858262049108094_n

Al comenzar este mes me disponía a releer algunos mails que me enviaron mis féminas admiradoras. Una de ellas decía lo siguiente: “te amo mil, nunca cambies, eres mi luchador favorito”. Este escueto, pero motivador mensaje me hizo preguntarme si no necesitaba cambiar mi outfit, renovarme o morir. “Nunca cambies”, qué significaba verdaderamente esta frase. ¿Nunca cambiar en esencia?, ¿o tomar el cambio como esencia? Bueno… para los que no me conozcan yo soy el José “Cainita” Vacah, el mejor peleador de Artes Marciales, ganador del Campeonato Estatal de MMA, patrocinado por el Mercado Benito Juárez de mi natal Ecatepec. Me he enfrentado a lo más granado de estas tierras mexiquenses y he defendido mi título en más de quince ocasiones. Soy el rival a vencer de todos aquellos peleadores que habitan el Estado de México.

Sumido en este dilema mortal, me decidí a aceptar un cambio en mi vestimenta, pues mi pantaloneta rojinegra ya me hacía parecer retrato, y lo peor es que, durante todas mis peleas sufro el temor de que en una llave de sumisión los hilos fueran a tronar y dejaran al descubierto mis calzoncillos, a la prensa le gusta este tipo de escándalos, y por un descuido así, una buena pelea puede quedar empañada.

11162077_932289653505059_6616638581421359394_n

Por esta razón decidí usar el nuevo UFC Fight Kit, diseñado para atletas de alto rendimiento como yo, este Súper Kit será utilizado por todos y cada uno de los atletas que pisen el Octágono® y simboliza la continua evolución del UFC dentro de las Artes Marciales Mixtas (MMA) con una línea de prendas desarrollas por peleadores para peleadores para Reebok (yo participé creando mi propio diseño: “El Calzón Cainita”.

El UFC Fight Kit oficial de Reebok ofrece innovaciones que potencian la fuerza, la velocidad, la flexibilidad, el confort y el orgullo, además de contar con espacio suficiente y específico para mostrar sus nombres y los colores de sus países en las piezas del Kit. Tiene tres versiones: Champion Fight Kit, combina negro y gris con costuras doradas, será utilizado únicamente por los actuales campeones de cada división; Country Fight Kit, con los colores específicos de la bandera de cada país; y Universal Fight Kit, en negro y plateado con un distintivo global, disponible para todos los atletas en el roster del UFC. El UFC Fight Kit incluye el jersey official para realizar la salida antes de la pelea, diferentes versiones del short para usar en el Octágono, sudaderas y  diversos modelos de tops para las mujeres.

¡Ya lo sabes! Si tu eres un pelador callejero sin ley, este UFC no es para ti, pues es para puros peleadores del Octágono.

 

Advertisements