Undobar, los hijos malvados del stone rock

Béa Gillot

Por Miriam Sanabria Colin

Los años 70´ fue una época crucial para consolidar al rock como uno de los géneros musicales más eclécticos, propositivos e influyentes en la historia de la música; estos gloriosos años fueron precedidos por los paisajes caleidoscópicos de la música psicodélica y seguidos por pesadas guitarras eléctricas que derivaron en el nacimiento del heavy metal.

Mientras toda la revolución del rock se llevaba a cabo, lentamente se cocinaba un género que abrevaba de la lentitud, la pesadez, la distorsión y la acidez de bandas como Black Sabbat, Led Zeppelin, Cream o Frank Zappa, el stone rock.

Hoy en día hay bandas cuyas  influencias dan forma a una música construida a partir de un imaginario el cual abarca distintos estilos y cuyo sonido parece ser atemporal y malvadamente atractivo; una de estas bandas es la neófita Undobar. Franceses de nacimiento, sureños de corazón, Undobar parece una agrupación  nacida en los áridos confines del desierto de Arizona porque su estilo abreva del más puro stone rock con toda la psicodelia, acidez y lentitud del género pero con la diferencia que en ellos se  pueden escuchar fuertes explosiones propias de grunge así como los toques y la nostalgia del country originando un folkrock abrumador, lento, fresco e hipnotizante.

Nacidos  en el 2009, Undobar está conformada por Fred (voz, guitarra) y  Derrick (guitarra, coro, armónica y percusiones), hasta ahora han lanzado tres producciones Strenght in disguise del año 2011, Virus on your lip del 2013 y Dark & Rusty el cual  ha visto la luz hace un par de semanas de éste 2015.

Compuesto de ocho tracks,  Dark & Rusty,  abre con Billion of Days cuya composición está claramente influenciada por el estilo desfigurado y heavy de Would de Alice in Chains, la voz de Fred vocalista de este dúo tiene tintes gruesos haciendo de sus piezas interpretaciones obscuras y densas emuladoras de Nick Cave and the Bad Seeds o Peter Murphy en sus profundos años con Bauhaus.

Wait segunda canción de este material da un giro completo al disco, en ella se escucha una armónica y compases de guitarras acústicas que convierten la canción en una pieza principalmente con tintes country al más puro estilo de Johnny Cash o Tennessee Three,  su efecto es el trasporte inmediato a los más bellos terrenos agrestes propios de una composición tradicional y fresca al mismo tiempo.

Béa Gillot 2

Where Art Thou? y Seed of Paint ambas con un sentido tenso, oscuras, cuyas líricas abordan temas como la libertad y la relación con el mundo por medio de ligeros golpeteos de batería, compases acústicos y la voz que rota por la luz y la obscuridad de su cantante Fred.

A pesar de su título amable Sunrise tal vez sea la pieza más pesada y tenebrosa de todo el disco, en ella sus dos integrantes hacen gala de una copla de voces las cuales profundizan la fuerza de la letra y se inclina por momentos a un estilo amorfo a partir de una armónica poco usual algunas veces folk otras grunge. Este álbum cierra con Promises y Fuck la última de una sencillez cálida solamente  compuesta por una armonía de guitarra acústica folk en su primera parte y la entrada de uno compas de batería en la segunda parte, una melodía con una marcada tendencia groove.

Undobar parece una de esas bandas que tienen como responsabilidad utilizar de forma correcta los estilos y recursos más atractivos del rock pero que desafían a los oídos con propuestas que se visten de modernidad y experimentación, oscuridad y óxido propios de los hijos malvados del Stone rock.