Pedro Páramo: 60 años de confusión

ea434d915ed7c4a211b00683e2423954

Por Anahí Colombón Gálvez

Este año la literatura está de fiesta, pues se cumplen 60 años de haberse publicado una de las novelas más importantes de la literatura latinoamericana. Considerada como una novela emblemática por grandes escritores como Borges y García Márquez, Pedro Páramo es una experimentación entre la narrativa mexicana tradicional y las nuevas tendencias de introspección literaria.

Publicada el 19 de marzo de 1955 por el escritor jalisciense Juan Rulfo (1917-1986), la novela hace uso de técnicas novedosas para la época, en la cual temas como el indígena y la Revolución Mexicana predominaban en la literatura. Rulfo es uno de los escritores que rompió con la narrativa tradicional, ya que incorporó elementos de la narrativa europea y americana, en especial se nota la influencia de escritores como William Faulkner y Efrén Hernández. La presencia de éste último puede notarse en el empleo del monólogo interior y en el subjetivismo que rodean la trama.

De acuerdo con algunos especialistas en el tema como el Dr. Juan Antonio Rosado Zacarías, la obra presenta la inserción de dos planos importantes: el mítico y el fónico. En lo que respecta al plano mítico, se describe la búsqueda que hace Juan Preciado de su padre en las entrañas de Comala. Esta búsqueda del hijo por su padre nos recuerda al mito griego de Telémaco, pero también a Orfeo en su descenso por los infiernos. Juan Preciado abandona su hogar, su lugar de origen para cumplir con la última voluntad de su madre moribunda: la venganza generada por el abandono, “El olvido en que nos tuvo, mi hijo, cóbraselo caro”. La venganza es el tema que abre pero que también cierra la obra. Por un lado tenemos una esposa que reprocha el abandono hacia su familia; y por el otro la imagen de Pedro Páramo, enojado con su pueblo por no participar en el duelo por la muerte de su amada Susana San Juan.

En lo fónico descubrimos que los personajes son sólo voces enterradas. Se sabe que la novela iba a llamarse Los murmullos. Existe un diálogo entre difuntos, pues desde el principio el lector descubre que todos los personajes, inclusive Juan Preciado, pertenecen al mundo de los muertos, por lo que Preciado pasa a convertirse en una voz más en un pueblo que bien podría relacionarse con el infierno o con el purgatorio. Comala que en sus inicios es descrito como un valle fértil termina por convertirse en un pueblo fantasma. Por medio de las voces, la imagen de Pedro Páramo se irá construyendo para con ello resaltar el papel de la oralidad dentro de la narrativa latinoamericana.

La atemporalidad es otro de los recursos usados por el escritor para añadir mayor énfasis a la muerte de Comala. En la novela existe confusión de los hechos narrados, pues se presentan muchos tiempos que se desarrollan en un mismo espacio. La simultaneidad del tiempo es algo que nos remite a las vanguardias y a su deseo de renovación.

Por otro lado, tenemos dos historias paralelas que ofrecen dos visiones distintas del mismo lugar, la de Pedro Páramo y la de Juan Preciado. Rulfo también recupera el sincretismo del mexicano, de temerle a la muerte pero a la vez burlarse de ella, hecho que le da un toque costumbrista a la obra.

pedrocartel

En 1967 se hizo la adaptación de la novela de Rulfo al cine. La película fue dirigida por Carlos Velo y el guión estuvo a cargo de Carlos Fuentes. La fotografía fue realizada por Gabriel Figueroa, y contó con las actuaciones de importantes figuras del cine de oro mexicano como Ignacio López Tarso, Pilar Pellicer, JulissaCarlos Fernández, entre otros. En la película se logra separar la imagen de Pedro Páramo de la de Juan Preciado, sin embargo esta última sufre de algunas modificaciones como la supresión de la escena de los hermanos incestuosos, (que nos remite al mito de Adán y Eva), y la presencia de Dorotea, que en la película sólo aparece en el plano de Pedro Páramo.

Este 2015 será un buen año para Pedro Páramo, pues la editorial RM  hará una reedición de la novela que contará con un diseño más llamativo en su portada. La fundación Juan Rulfo también anunció que editará un libro que contendrá ensayos y reflexiones en torno a los 60 años de esta novela que ha sido considerado como un parteaguas para el realismo mágico.

Para finalizar hay que decir que Pedro Páramo es una novela que nos acerca a la literatura fantástica, pero que también hace una denuncia a la iglesia, a la moral y a la tradición. Lo cierto es que Comala, al igual que lugares como Macondo, París y La Mancha no sólo son territorios míticos de la literatura, sino que además vivirán por siempre en el recuerdo y en los corazones de los lectores.

 

 

 

Advertisements