Angelología, divinidad y melancolía

 imagenSI

 

Por Fernando Cervantes Radzekov

La pareja conformada por Ilya Kobakov y Emilia Kobakova es uno de los dúos artístico-conceptuales modernos más reconocidos en esta corriente. Es la primera vez que podemos preciar sus obras en el Antiguo Colegio de San Ildefonso: 41 piezas de los artistas soviéticos se podrán apreciar en la exposición se titula Angelología, utopía y ángeles. 

Su obra se inspira en la figura del ángel nos habla del imaginario que nos hemos formado de la divinidad, de la pureza, de la libertad; pero también es un recordatorio de nuestra materia física, diferente a la consistencia divina de Dios y los ángeles. ¿Libertad o pesimismo? Una visión para identificar qué tan lejos estamos de lo divino.

imagenSI2

Cómo encontrarse con un ángel, obra en la que se ve la figura de un ser humano en la cúspide de una construcción titánica. En las alturas, desde un punto de luz, una figura angelical estira la mano para alcanzar al hombre. Kobakov nos demuestra dos cosas. En la primera, vemos cómo es que el hombre es capaz de encontrarse con lo divino, podemos ver lo sacro, podemos hacer que el ángel se fije en nosotros. Pero también está la interpretación contraria: el hombre, pese a su ingenio (representado en la construcción que le permite llegar al cielo), no logra alcanzar su objetivo, su calidad mortal es inseparable de él.

Cómo cambiarse a uno mismo, es otra de las piezas más impresionantes. A simple vista la obra nos presenta un arnés con un par de alas. Sencillo, piensas, te las pones e inmediatamente te conviertes en un ángel, pero es simplemente un disfraz. La obra nos habla de un anhelo profundo de pureza, de acercarnos al origen místico y divino. La melancolía invade cuando descubres la ironía, la burla y paradoja de esas alas falsas. Y sin embargo, qué goce de sentirnos diferentes, mejores, supremos.

imagenSI3

También podremos ver la famosa obra de El ángel caido. La pieza muestra la silueta plana de lo que podría ser un cuerpo donde lo único que se yergue son las alas blancas del ángel. Nuevamente nos muestra que incluso en su caída, el cuerpo del ángel es de distinta materia a la nuestra, y por ello, el tener contacto con él es imposible. Recuerda un poco el mito de Satanás, ángel caído por antonomasia, pero también nos invade un sentimiento de tristeza al saber que incluso un ser inmortal es susceptible a la desaparición.

La exposición se inauguró la noche del miércoles 27 de agosto del presente año y estará abierta hasta 11 de enero de 2015. Es imposible perderse de esta gran oportunidad de conocer la obra de la pareja Kobakov. Aquí pueden ver la página oficial de la pareja donde podrán ver más piezas que lamentablemente no se incluyeron en la exposición de México.

 

lf.cervram@gmail.com

Advertisements