El Festival Gozadera para romper la monotonía corporal

Fotografía: Daniel Hernández

Fotografía: Daniel Hernández

Por Ulises Miguel

Asistir al Festival Gozadera en el Centro de Convenciones Tlatelolco de la Ciudad de México fue una experiencia sonora donde diversos artistas se unieron para romper con la monotonía corporal y liberar el dinamismo interior situado en cada uno de nosotros; de esta manera, la furia en la pista de baile se combinó con la música, el calor y las bebidas para aumentar el desenfreno de una noche épica para los amantes de la cumbia, los ritmos latinos y la electrónica.

Con ello, era imposible retener los estereotipos mentales y musicales muchas veces nos hemos creado para catalogar a cada persona por el género de su preferencia; por tanto, el baile se transformó en una ley casi natural en esta edición (realizada el 30 de julio) donde disfrutamos del talento de Sotomayor, Astros de Mendoza, Sonido Satanás, Faauna, MC Mamba y Reptilian Commander.

Fotografía: Daniel Hernández

Fotografía: Daniel Hernández

Escuchar a los Astros de Mendoza (Diego Huidobro y Alan Olivas) es adentrarte a un ambiente sonidero lleno de letras irónicas y tracks reversionados al más puro sabor de la cumbia mexicana. Con Cumbia de Polanco o Vamos bailando el público se sumergió en un baile sabroso mientras el sudor les recorría todo el cuerpo.  Cuando Putita de Babasónicos y La Dosis Perfecta de Panteón Rococó volvimos a la adolescencia para disfrutar de estos himnos juveniles desde una perspectiva donde el cuerpo se vuelve el protagonista.

Pero no sólo la cercanía entre los asistentes elevó la temperatura, ya que también la decisión por parte de uno de los vocalistas de saltar la valla de metal para unirse con el público, hizo que la simpatía por la actitud y la música de esta agrupación creciera mucho más.

 Pero no sólo esta agrupación hizo del Festival Gozadera una fiesta inolvidable, ya que Sonido Satanás ofreció una presentación que elevó los candentes movimientos de cadera. Santa Tere, el Paso del Tamal, Marisol o Gordibuena se convirtieron en el perfecto soundtrack para sudar bajo luces casi inexistentes y entre pasos guiados más por el instinto, que por la técnica aprendida en alguna escuela de baile.

Fotografía: Daniel Hernández

Fotografía: Daniel Hernández

Si bien el talento nacional estaba dando una lección inigualable de lo que es abrir la pista de baile, Faauna, MC Mamba y Reptilian Commander nos mostraron que en Argentina también de manufacturan ritmos para arrancar la última gota de agua de nuestro cuerpo. Los primeros están conformados por Cristian del Negro y Arturo Gueglio y su estilo puede ser definido como cumbia electrónica, mientras que MC Mamba y Reptilian Commander crearon un show de beats electrónicos entre rap y  letras pop.

Quizá una de las bandas más esperadas de la noche fue Sotomayor, dúo de hermanos que con un álbum en su carrera han hecho diversas giras en México y se han presentado en el SWSW, además de hacer una sesión para la mítica KEXP. Así que perderte a este dúo en el Festival Gozadera no era una opción.

DanielHernández4

Para su presentación en vivo, los hermanos originarios de la Ciudad de México acompañaron los beats y las percusiones con un bajo y un teclado; de esta manera, la banda acaparó la atención de los asistentes a través de una gran base sonora que fue ensamblada perfectamente con la voz de Paulina Sotomayor.

Cielo, Salvaje, Morenita, Sur y Una Linda Mañana fueron parte de la lista de canciones interpretadas en esta noche de calor tropical, donde los fans de Sotomayor no dudaron en bailar y dejarse llevar por los sonidos místicos-románticos que salieron del escenario (una sensación que volveríamos a experimentar cuando Sonido Satanás realizó su propia versión de Morenita).

Así que ya esperamos la próxima edición para sumergirnos en un ambiente donde lo que verdaderamente importa es hacer que el cuero se llene de puro sabor.

Advertisements