Amor neón destructivo con Bleached

Fotografía: Alberto Molina

Fotografía: Alberto Molina

Fotografías: Alberto Molina

Por Ulises Miguel

Bleached nos llevó por una noche caótica entre labios rojos, vestidos, sudaderas, chamarras de cuero y jeans para “narrarnos” un pequeño cuento de amistad colectiva protagonizada por la felicidad y la destrucción. ¿Qué más da sacrificar lo pacífico por un poco de catástrofe? Simplemente vale la pena cuando tienes enfrente a una banda que hace de su estilo musical un detonante de locura momentánea.

Esto quedó de manifiesto en la primera edición de DNARAMA en el Foro Indierocks de la Ciudad de México. Con un escenario del cual colgaba un corazón de neón adecuado perfectamente con el brillo artificial en el fondo de la plataforma, se construyó una atmósfera acorde a las bandas que acompañarían la primera presentación de la agrupación californiana en nuestro país.

Fotografía: Alberto Molina

Fotografía: Alberto Molina

Priscila de Quiero Club inició con un dj set impregnado de actitud y movimiento, una guía de beats necesaria para calentar la noche. Después continuó Natural Rebel Kids, quienes nos presentaron una sesión punk donde la distorsión y el dinamismo fueron pregonados como la palabra divina de la anarquía. Una situación que matizó Virtual Haze a través de su rock más alternativo con  momentos de experimentación y evocaciones oscuras. En conjunto, nos dejaron con un éxtasis que fue detonado totalmente al momento que las californianas subieron al escenario.

Fue entonces que Bleached apareció, un grupo de tres chicas demostrando su furor romántico a través de una lucha constante entre el pop y el punk, batalla de la cual emerge el odio sentimental añejado en el fondo del corazón, un odio que siempre estará acompañado de guitarras, un bajo y una batería que golpean sádicamente tus oídos y cuerpo.

Fotografía: Alberto Molina

Fotografía: Alberto Molina

¿Por qué lastimarse de esta manera?, ¿por qué recordar lo que alguna vez fue?, ¿por qué entrar en un juego de autodestrucción? Quizá porque para aliviar la carnicería romántica debe recurrirse al dolor para después traducirse en drogas sonoras que borran la tragedia, pero al mismo tiempo, alimentan la dependencia por el dolor.

Y es justo así es como Bleached funciona para sus seguidores: una dosis de bienestar por una dosis de destrucción voluntaria. Keep On Keepin’On  o Wednesday Night Melody de su álbum Welcom The Worms son una manera de ejemplificar esa descripción que se materializó en chicas golpeando sus cuerpos con una sonrisa en la cara. Cantar “Come on boy dry your eyes,  It’s good to feel just a little alive…” o “…I don’t really understand why you can’t forget the past I have…” ilustran ese contraste que se trasformó en una ola expansiva de saltos y violencia femenina en el Foro Indierocks.

Fotografía: Alberto Molina

Fotografía: Alberto Molina

Track por track de su segundo material fue tocado con texturas crudas: Sour Candy, Trying to lose myself again, Sleepwalking, Wasted On you, Chemical Air, Desolate Town, Hollywood, We Didi It Wrong y I´m All Over The Place no decepcionaron la naturaleza impulsiva de los asistentes.

Chicas destruyendo sus cuerpos, pequeñas despedidas de una amiga a otra antes de ser absorbida por un tornado humano, ojos delineados entre empujones…todo un escenario construido por un público que tomó la energía sonora de Jennifer, Jessica y Micayla para manifestar la influencia del punk y el amor en un slam casi permanente.

Advertisements