De letras y poesía a sueño hecho realidad

Ruby Sparks3

Por María Fosado

Está claro que no todos luchamos por alcanzar los mismos sueños y sería absurdo generalizar que toda chica sueña con encontrar a su “hombre ideal”, cuando en la actualidad las mujeres pueden valerse por ellas mismas y de esta manera han demostrado que tener a un hombre a su lado no es tan necesario e incluso ya no forma parte de sus prioridades.

Sin embargo, queda la esperanza para aquellos individuos que sí desean encontrar a la chica de sus sueños; aunque eso implique varias decepciones hasta dar con la persona indicada o tal vez no fueron hechos para ser correspondidos.

Conocemos las típicas películas románticas en que la chica encuentra a su chico ideal y viven felices por siempre.

Pero ¿y si fuese al revés? ¿Si el hombre tuviese que inventar a su chica ideal y encontrarla en el mundo real?

Ruby Sparks4

Les presento a Ruby Sparks, una chica que a simple vista es como cualquier otra, pero que en realidad lo que la hace diferente al resto es que sólo se comporta de acuerdo a tus expectativas. A todo dirá que sí y no tendrás ningún drama que soportar.

Su compañía te hará sentir el ser más afortunado del mundo al pensar que has encontrado a tu chica ideal. Pero no te emociones tanto. No se trata de una muñeca sexual.

Hablo de la película de Jonathan Dayton, el director de la memorable Little miss sunshine.

Esta película cuyo nombre es igual al de la protagonista, narra la historia de Calvin Weir Fields, un joven prodigio de la literatura, quien tenía un gusto culposo de escribirle cada noche a su musa desconocida.

Al darse cuenta de que su vida amorosa era un fracaso, decide crear a través de la poesía a la chica de sus sueños y que más allá de quedar plasmada sobre papel, se convierte en su peor fantasía.

Ruby Sparks1

Zoe Kazan a quien vimos a lado de Daniel Radcliffe  en el 2013 protagonizando la película What if?, ahora comparte créditos en este filme con Paul Dano  y nos presentan una historia de amor que demuestra que debemos tener cuidado con todo lo que deseamos, pues podría hacerse realidad.

Calvin Weir creía que si enamorarse era un acto de magia, de la misma manera sería escribir, llegando al grado de obsesionarse por hacer de Ruby Sparks su eterna enamorada.

Si amaste pero al mismo tiempo odiaste 500 days of Summer, seguramente esta historia también te gustará. No es una comparación entre ambas películas porque abordan temas distintos, pero sí existe una similitud en el final que deciden darle las protagonistas a estas historias.

Pero como una vez lo expresó el escritor italiano Federico Moccia, cuando llega el momento en el que te das cuenta de que “tal vez amar es saber que no pretendes apropiarte del corazón del otro. Debes merecerlo cada día”.

Y en esta historia cuando creías que todo sería miel sobre hojuelas, es un buen día para decidir marcharse. Y cuando aquella persona a quien intentas detener para atrapar su corazón, se te escapa de las manos, te das cuenta de que “el corazón tiene piernas que no ves”.

 

Advertisements