Arte de ruptura que te llenará de abstracción visual

Manuel Felguérez5

Por Mario Mendicuti Abarca

Manuel Felguérez estudió en la Academia de San Carlos, en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado “La Esmeralda”, en la Escuela Nacional de Artes Plásticas y en diversas instituciones académicas en París, Francia, donde fue aprendiz del escultor cubista Ossip Zadkine.

El trabajo de Felguérez ha transitado por distintos géneros, de la pintura a la escultura, de la abstracción y del geometrismo a los inicios del arte digital. Su producción plástica puede ser ubicada en lo que se conoce como la Generación de la Ruptura. Entre los que conformaban este conjunto no estático de artistas, se encuentran Vicente Rojo, José Luis Cuevas, Vlady, Juan Soriano, Lilia Carrillo, Fernando García Ponce, Brian Nissen, entre otros.

Manuel Felguérez1

Sus esculturas monumentales, con una fuerte influencia del geometrismo, se encuentran expuestas en espacios públicos como el Auditorio Nacional, la UAM Xochimilco y Avenida Juárez. En ellas es notorio el balance que se hace del peso, lo que las dota de movimiento.

Algunas, completamente negras, parecieran estar activando un artilugio nocturno que sólo la oscuridad puede revelar. Otras, realizadas con ónix o mármol blanco, se retuercen en su claridad.

Manuel Felguérez3

Una parte interesante de su obra es La máquina estética, de 1975. Al obtener la Beca Guggenheim viaja a Nueva York y le propone a Mayer Sasson, ingeniero en sistemas, un proyecto en el que una computadora predijera, a partir de una base de datos con la información del estilo y tendencias del autor, las obras que éste pudiera producir. De tal forma, La máquina estética proyectó una serie de piezas que luego fueron realizadas físicamente por Felguérez e inmortalizadas en un libro que lleva el mismo nombre.

Esta propuesta, para el momento en el que fue realizada, rompía completamente con ideas que en nuestro país se repetían y que, hasta hoy, parecen seguir medianamente vigentes, tales como la genialidad del autor, la inspiración o lo aurático de la producción artística. El arte y la técnica siempre han ido de la mano, pero, en este caso, la tecnología, como sistema, toma un lugar preponderante y “usurpa” una parte de la tarea del creador.

Manuel Felguérez4

Si bien posteriormente Manuel Felguérez dejaría de lado esta línea, desde la década de 1970 es un parte aguas cuya principal aportación conceptual fue cuestionar una de las ideas más significativas del ámbito artístico. Años después, seguiría explorando, pero por medio del grabado, las posibilidades expresivas de una técnica espontánea y explotando sus posibilidades de creativas.

Es importante mencionar que el artista visual mexicano recibirá el 20 de febrero de 2016 la Medalla Bellas Artes por parte del Instituto Nacional de Bellas Artes. Un catálogo con su obra gráfica puede ser descargado de aquí [1]. Asimismo, el texto sobre La máquina estética fue publicado en la Revista de la Universidad y puede ser encontrado aquí[2].

Advertisements