English Graffiti  es como un outfit de post punk revival

Ki85YM1

Por Andrea Munguía Aguilar

The Vaccines son músicos experimentados. Dos álbumes exitosos y triunfadores los han categorizado como una de las más grandes bandas contemporáneas de indie rock británico. La espera de tres años desde Come of Age (2012) y el interludio de Melody Calling (2013) crecían la expectativa por nuevo material de la nueva banda favorita de indie rock. Y es que, cómo no caer por este cuarteto de West London. Todo en ellos era atractivo, el outfit, la actitud, las explosivas presentaciones en vivo, el mood de cada canción, las chaquetas de cuero y los videos con supermodelos bailando al ritmo del garaje rock inglés.

Después de tres conciertos en nuestro país, The Vaccines demostraron que no eran un amor pasajero, se fincaron en nuestros gustos como una banda confiable y asertiva. La última entrega discográfica es English Graffiti, un disco completo, fiel al post punk revival que venían haciendo, pero aún novedoso y fresco. Alegre y divertido, música para vivir el momento.

English Graffiti abre de una forma muy entusiasta con “Handsome”, que desde el primer riff te contagia de un mood fiestero y  bailable. Este track fue el primer sencillo que la banda lanzó y define muy bien el rumbo que irá tomando el disco a través  de sus 11 temas.

The-Vaccines-Dream-Lover-2015-1280x1280

“Dream Lover” probablemente es el track más poderoso del álbum. Un tema que evoca la sensualidad de infidelidades oníricas, protagonizado por un par de guitarras ruidosas acompañadas por unos sintetizadores que hacen despegar los ánimos.

The Vaccines juegan con el ritmo de “Minimal Affection”, alternando sintetizadores muy groovy  con guitarras, y una batería ascendente que rescata la cadencia a la mitad de la canción.  A diferencia del track anterior, “20/20” tiene un ritmo más acelerado, menos pop y más garaje rock, aunque conserva el sonido de palmas que va indicando el compás de las pausas en las que Justin Young canta muy decididamente “Only wanted you, but know I’m through think ‘bout you…”.

Algo que nunca falta en un disco de The Vaccines son temas románticos que después se convierten en himnos al amor como “(All Afternoon) In Love”. Una balada sentimental que se apoya del piano, guitarras acústicas, arreglos de sintetizadores y la voz para crear toda una atmósfera nostálgica. Una canción perfecta para dedicar si se está enamorado, y si no, para acompañar la soledad de una triste tarde.

the-vaccines-handsome-2015-1200x1200

Después de “Denial” viene “Want U So Bad”, un tema melódico y pegadizo. Coros que nadan por una corriente de sensualidad hasta que son interrumpidos por un solo de guitarra que es corto, pero conciso. Pasando la mitad del disco, el ritmo despunta nuevamente con “Radio Bikini” que retoma las guitarras y los acordes más clásicos del punk. Detrás de “Maybe I Could Hold You” que tiene un tiente más melódico, sigue “Give Me A Sign”, a la cual procede “Undercover”, un outro instrumental  que integra una progresión de sonidos adheridos que armonizan en forma de cierre de la versión estandarizada del disco.

The Vaccines, junto con Dave Fridman (Flaming Lips, Tame Impala, MGMT) y Cole MGN (Ariel Pink, Beck), presentan un disco producido con alta calidad. Cada canción está particularmente compuesta para fungir como sencillo, aunque el conjunto en general se nota mucho más arreglado de forma sintética y con mayor cantidad de sonidos sobrepuestos, a comparación de entregas anteriores.

Sin embargo, English Graffiti no pretende superar o asemejarse a sus precursores, y aunque la banda está consciente de la caducidad de lo novedoso en los tiempos contemporáneos, la intención tampoco  es trascender musicalmente. Parece más que lo importante para ellos es hacer música que exprese la experiencia del momento, la emoción de cada aventura cotidiana. English Graffiti bien podría ser soundtrack de nuestros calurosos días de verano, o las nostálgicas tardes de lluvia.

Advertisements