La libertad no es libertad hasta que eres El Último Preso

El uěltimo preso16

Fotografía: Polan Zepeda

 

Fotografías: Polan Zepeda

Por Ulises Miguel

Bajo la dirección de Alejandro Bichir, El último preso se convierte en una narración político-irónica de un gobierno estabilizado, de un Estado casi utópico donde las fallas quedan ocultas por un discurso persuasivo lleno de perfección social.

El uěltimo preso15

Fotografía: Polan Zepeda

Un disfraz de palabras que encubre una realidad censurada es la guía de los personajes de este relato escrito hace tres décadas, pero tan actual que parece que no hay ningún cambio, donde un gobierno llevado a la perfección y a la seguridad perpetua y con movimientos sociales transformados en amor absoluto al gobernante, son dos ejes centrales de la historia interpretada por:

Alejandro Bichir, preso que decide firmar su acta de lealtad después de poner en peligro la vida de un coronel de baja estatura (Reynaldo Rossano); Bruno Bichir, general que no odias por su simpatía, pero que simboliza la mano de hierro de un gobierno  absolutista; Odiseo Bichir, policía, pero después preso que reclama libertad; y Sandra Cobián, policía y esposa de este último.

El uěltimo preso6

Fotografía: Polan Zepeda

Cada personaje lleva en sus acciones el reflejo de un Estado donde el pueblo es fiel seguidor y defensor de las ideas propagadas por sus jerarcas, pero la desesperación de un policía por revivir el desorden  tiende un camino que los llevará a un final donde la paradoja es un final crucial en la historia.

Ejecutada en un tiempo lineal, El último preso nos muestra el cambio de sus personajes hasta crear un giro narrativo materializado en el comportamiento de sus personajes: la traición no es traición si no hay lealtad, la libertad no es libertad hasta que se está preso, la justicia no es justicia si no se lastima a alguien.

El uěltimo preso4

Fotografía: Polan Zepeda

Dos parejas casi inseparables: justicia y mentira, preso y guardián del orden; ambas dualidades parecen ser contradictorias, pero al final dan pie a un momento de consciencia, a un escenario donde la reflexión queda entre paredes rayadas en blanco y negro que cubre relato de tres actos para pretender una salvación del sistema.

 

Foro Shakespeare

Del 25 de diciembre al 11 de enero
Lunes – Miercoles: 20:30h
Jueves y Viernes: 18:30 y 20:30h
Sábado: 19:00 y 21:00h
Domingo: 18:00 y 20:00h