Noche de furia sin letras escritas

pasagüero6

Fotografía: Polan Zepeda

 

Fotografías: Polan Zepeda

Por Ulises Miguel

La escena under de la ciudad de México tiene propuestas que nos hacen pensar que el rock no sólo se limita a letras de amor o coros pegajosos. Sin duda, esta es una oferta apreciada por los “chicos raros” o para aquellos que, además de escuchar a grandes músicos consagrados, buscan otras alternativas.

Chawa y Reveil nos ofrecieron una noche de protagonismo instrumental en el Pasagüero, una secuencia de sonidos más cercanos al estilo de los neoyorquinos de DIIV, al post punk ruso de Motorama o a los originarios de Brishbane: Nite Fields.

pasagüero14

Fotografía: Polan Zepeda

Chawa es una banda que abrió su presentación con dos guitarras poseídas de ecos moderados y riffs cautelosos para ofrecernos un sonido seductor. Rítmicos, pero con un sonido estridente alejado  del rock duro o clásico, este cuarteto se convierte en una opción para bailar sin perder la cabeza.

Aunque con un estilo similar a la primera banda, Reveil aumentó la fuerza de su guitarra y bajo para darnos el pretexto perfecto con el que  iniciamos a mover más el cuerpo sin tener una voz que diga lo que debes hacer o escuchar, simplemente tracks llenos de furia sin letras escritas.

pasagüero8

Fotografía: Polan Zepeda

Ambas agrupaciones nos regalaron una soundtrack para una noche donde los asistentes saben que sus oídos serán atrapados por el ritmo de instrumentos, una noche donde la voz del frontman desaparece y su ausencia anuncia un coro de pies bailando.

Advertisements