Alika presenta “Mi Palabra Mi Alma” en El Plaza Condesa

Alika-Plaza Condesa_Polan Zepda15

Fotografía: Polan Zepeda

 

Fotografías: Polan Zepeda

Por Ulises Miguel 

No hubo mejor elección para abrir esta noche de Alika en El Plaza Condesa que con Ariana Puello, rapper de la escena en español que nos mostró  la cara dura del rap de protesta  y el placer del dance hall. Arriba los buscavidas y Hasta el amanecer  fueron como ese dúo perfecto de contarios para definir su participación en esta noche.

En poco menos de una hora escuchamos lo necesario para quedar enganchados con el estilo de  Puello, lo necesario para prender a un público reunido en este concierto esperado. Asco y vergüenza, Rap pa’ mi y Oye lo que traigo fueron un golpe para romperte la  madre con rimas e inyectar en tus venas la euforia esperada para iniciar un viaje ya anunciado: “Mi Palabra Mi Alma”.

Alika-Plaza Condesa_Polan Zepda3

Fotografía: Polan Zepeda

Con una mezcla de reggae, hip hop y cumbia villera, Alika nos recordó que su estilo no se define en un solo género; “Mi Palabra Mi Alma” es una combinación para bailar y, al mismo tiempo, para poner las manos en el aire e iniciar ese juego típico de aprobación para el rapper en escena.

Once again I pick up the microphone, once again I’m telling you Jah it’s the most…, una vez más tocando esos temas que nunca serán olvidados: Oye mi amiga, Ejército despierta, Noche de conciencia y El rugido del léon formaron parte de los clásicos de su discografía que fueron interpretados  junto a su nuevo álbum.

Alika-Plaza Condesa_Polan Zepda16

Fotografía: Polan Zepeda

Después de recordar estos tracks durante su presentación, así como su colaboración con Mad Professor, Big up comenzó a sonar para dejarnos entrar en el nuevo material de Alika; este tema y Más música y menos balas, se convirtieron en un empujón bailable de conciencia y esfuerzo, un llamado a la acción para caminar sin violencia.

Con un reggae alegre escuchamos Gracias a Jah, una oración cantada para no perder la fe en  Yahveh, un track que compartió esa sensación  de satisfacción y amor con Abrazarte, una de las canciones más pedidas por el público enamorado que repetía con dedicatoria: “yo quiero abrazarte, con mis brazos rodearte, decirte que te quedes aquí…”.

Alika-Plaza Condesa_Polan Zepda14

Fotografía: Polan Zepeda

Contra la adversidad contó con la participación en vivo de Naday, una niña que “rapea” mejor que tú; las dos voces femeninas separadas por la edad y el origen elevaron un tradicional coro de manos. Fue una transmisión de energía en palabras rimadas.

 Ser  verdadero, Yo tengo el don, Quémalo y Déjalo Gyal complementaron el setlist de la noche y pusieron a bailar a los asistentes. Pies contagiados de cumbia rasparon el suelo de El Plaza y hacían eco de Fuego le vamos a dar, un track hecho en colaboración con El Traidor.

Alika-Plaza Condesa_Polan Zepda10

Fotografía: Polan Zepeda

Durante las casi dos horas de concierto entendimos que colocarse con ganja o traer dreadlocks en la cabeza se vuelve una ficción innecesaria cuando observas a un público tan diverso que se reúne para ver a una de las mayores representes del reggae consciente.

 

Advertisements