Música y cine en El artista de Michel Hazanavicius

the_artist

Por Nikte Shiordia Coronado

Desde el 18 de julio del mes en curso y todavía hasta el domingo 27 se llevó a cabo un festival de cine y música llamado “Rubber”. La finalidad del mismo era poner en evidencia cómo la música es un componente fundamental en el arte, pero principalmente en el cine.

No es novedad para el lector saber que no hay película que pueda llamarse completa si no posee un soundtrack y la calidad de éste es lo que muchas veces hace que la película guste. Pareciera que la música es sólo un componente complementario, pero no es así: viene a mi memoria por ejemplo American Hustle, la cual, si bien es cierto que cuenta con buenas actuaciones (Amy Addams, Jennifer Lawrence, Christian Bale), no tendría el éxito que tuvo de no ser en parte por la música que la conforma: una música retro en la cual sobresalen figuras como Dona Summer o The Beatles y que le da mayor ambientación a la cinta y mayor realismo, por decirlo de alguna manera (no olvidemos que esta película, estrenada a principios de este año en México, está ambientada en los años 70).

the-artist

Pero bueno, regresando al tema original: en el festival “Rubber” una de las películas que se proyectaron fue El artista, película francesa filmada dirigida por Michel Hazanavicius, ambientada en Hollywod y estrenada en 2011. Dicha cinta ganó varios premios en su año de estreno, entre ellos, 5 Óscares por mejor película, actor, diseño de vestuario, director y, por supuesto, banda sonora. En El artista la música no solamente funge como complemento, a diferencia de otras películas. De hecho, me atrevería a afirmar que la música pasa a un plano más importante, llegando a cobrar la importancia de un personaje protagónico o algo por el estilo. Ahora, ¿cuál es la razón de esto? En los siguientes párrafos intentaré explicarlo de manera clara.

En la literatura y en la lingüística hay un término que se llama “metalenguaje”, es decir, “el lenguaje que habla del lenguaje”. Si yo digo “En la oración El adjetivo califica a un sustantivo, la palabra adjetivo es un sustantivo” estoy utilizando el lenguaje para hablar del lenguaje mismo. Ahora, en El artista, la temática principal es el cine, es decir, es una película cuyo tema principal son las películas: una película que habla de películas. Entonces, dicha cinta podría considerarse una metapelícula (por decirlo de alguna manera). Si la música es parte fundamental de cualquier película, es obvio que debe ser parte fundamental de ésta, cuyo tema principal es el cine.

the-artist-19-10-2011-26-g

Pero obviamente, ésta no es la única razón: El artista es un experimento cinematográfico que intenta revivir el cine mudo (precisamente porque el tema base son las películas mudas), de manera que si no hay palabras, la música debe decirlo todo: gracias a la música es que podemos saber el grado de tensión entre los personajes, el tipo de emociones que los mismos experimentan.

Entonces, tenemos que hay dos razones poderosas para que la música ocupe más que un papel complementario: 1)que el tema principal es el cine y no hay cine sin música, 2)que en las películas mudas no hay paso para las palabras, así que la música (en este caso, charleston y tap, o sea, música puramente instrumental) lo dice todo.

La película maneja bien los matices, sabe qué pista escoger para dar a conocer determinado sentimiento o situación y sabe recrear la época (1927-1932) de manera original, pues a pesar de que en la trama ya existe el cine hablado, la actriz que lo personifica (Bérénice Bejo) nunca habla, lo cual le da más emoción a la película y da paso a la incertidumbre y a la imaginación del espectador, pues en las partes en las que no hay subtítulos uno puede imaginarse el diálogo y reinventarlo a su modo.

Me atrevería a decir que El artista es una película que experimenta con algo aparentemente ya arcaico y lo reinventa con la frescura de los actores del momento y con un nuevo toque, en el cual la música cumple un papel principal. Supongo que por esto mismo, por reinventar lo ya conocido es que ganó tantos premios y pues por supuesto, es una cinta que recomiendo ampliamente, vale la pena verla y revivir el pasado.

Advertisements