El nexo entre la humanidad, el arte y la medicina: Sara Landeta

TAMOXIFENO_BAJA_MARCO

Lo trituré en 200 tiras de papel y lo reconstruí con 400 alfileres

            Sara Landeta

 Por Janett Castillo

Curioso, eso pensé mientras mis horas se paseaban por la red para detenerse en una fanpage de trabajos gráficos de todo el mundo. Mis ojos sufrieron de una congestión visual ante la horda de colores y figuras que eran posteadas; pero de pronto, una de ellas calmó la revolución de mis pupilas.

Una especie de tranquilidad aplacó de un golpe la violencia, no por que en la guerra existieran imágenes malas, todas tenían su encanto, su conmoción; pero sólo una de ellas me hizo respirar profundo y sin prisa, era el trabajo de Sara Landeta.

Un manojo de adjetivos vinieron a mi mente: hermoso, sorprendente, acertado, sublime,  pero nada de eso pareció suficiente. Decidí escribir a su cuenta personal sin esperanza alguna de que aquella artista me contestara. Afortunadamente me equivoqué, la suerte estaba de mi lado, a los tres días obtuve su respuesta y decidí plasmarla de la siguiente manera:

Sara nació en Tenerife, una isla perteneciente a España en 1985, a la corta edad de 16 años se muda a París, lugar en el que, su dones comenzaron a tomar voz tanto, que compró ahí su primera libreta para dejar que su contexto artístico la influyera por completo.

 10505307_471262352976776_9065776605482896318_n

Cumplió 18 años y se instaló en Madrid, ahí estudió pintura mural e ilustración sin que la vida le dictara que debía dedicarse a ésta última. Sara firmó contrato con la Galería 6mas1 que sigue representándola y promoviendo sus hasta ahora dos exposiciones individuales (sin contar sus participaciones en diferentes ferias nacionales e internacionales).

Las dos exposiciones de Sara han sido en Madrid, la primera fue Úrsidos, un camino visual basado en tiernos osos con outfits invernales de textiles que todos desean adquirir. La segunda, llevó por título: Crecer Despacio en la que su pieza “No existes, pero necesito creer en ti” fue una de las más alabadas y, en la que Landeta habla con particular emoción, rayando en la nostalgia infantil de haber perdido la esperanza en un héroe. Ambas fueron ovacionadas por el presiente de la Asociación Española de Críticos de Arte, Tomás Paredes.

 SUPERMAN

Pero el nudo del cuento comienza con su nuevo proyecto, un compendio de dibujos a lápiz de color del que va dejando pistas en sus redes sociales, como un camino de migas, Sara muestra en pequeñas porciones un manejo de color realzando una técnica elemental que no todos dominan a la perfección.

El hilo que condujo desde un inicio mi atención, no sólo se trata de una serie de aves dibujadas con gran destreza, sino del espacio en el que se plasman y la simbiosis que hacen en conjunto: todas plasmadas en el interior de cajas desarmadas de diversos fármacos.

Este trabajo artístico se pretende exponer en España en el 2015. Sara me comenta que es el proyecto que más está disfrutando, que ha pasado meses documentando sus habilidades y sueños etéreos para mantener el control y detalle del vínculo que tiende entre la medicina y el arte.

dexclorferinamina

¿Por qué aves Sara, por qué fármacos?- Le pregunto desde mi oficina de trabajo esperando que las horas de diferencia no demoren su respuesta, entro a mis mensajes y ella ya ha contestado:

          “La idea de esta serie es mucho más profunda de lo que aparenta actualmente, pero la elección de elegir como animal  las aves para dibujar en el interior de las cajas  tiene un significado muy  determinado. Puesto que las aves son el único animal en conexión con la tierra y el cielo, siempre se las ha dotado de un significado relacionado con la libertad. Mi intención es interpretar la importancia de la actitud de las personas  más allá de las medicinas que necesitemos, ya sea para paliar (1) la ansiedad o para superar enfermedades más complejas.  La adaptación actual entre nuestra condición natural y una química cada día más evolucionada.  La yuxtaposición de lo natural y lo sintético”.

 ostine

¿Qué hay de las cajas de fármacos, cómo los consigues? – Estoy perpleja, ¿Cómo es que tiene tantas cajas en su estudio? a lo que Sara vuelve a contestar en 24 horas:

         “Las consigo de diferente formas, mis amigos y familiares me van guardando poco a poco las que tienen en sus casas, y tengo pactado con varias farmacias de Madrid la recogida de cajas de fármacos que la gente recicla. Hay algunos fármacos que son auténticos quebraderos de cabeza conseguirlos, como la quimioterapia, que para conseguirla tengo que estar en contacto con empresas farmacéuticas de diferentes partes del mundo”.

7

Y perdimos la conexión, obtuve lo que necesitaba desde el 3 de junio del año en curso ¿Porqué no volví a escribirle? por que tenia pensado agradecerle con el artículo terminado y porque sencillamente, la veracidad de su trabajo se encuentra en cada línea colorida que traza su personalidad, su talento y sobre todo, su humanismo. Por eso, cierro el artículo exhortándolos a que la conozcan en sus redes sociales y sobre todo, se dejen conquistar por esa joven talentosa que tiende puentes con el mundo por medio de su  grandioso trabajo.

Sara Landeta, agradezco tus atenciones, desde México, un cálido abrazo.

 

(1) Dícese de “hacer más soportable algo negativo”.