Mumiy Troll, SOS Marinero, desasosiego nuclear

imagen 01

 

Por Fernando Cervantes Radzekov

Mezcla de ritmos suaves, eléctricos; una voz que invoca el movimiento. Se percibe melancolía en el aire, una añoranza, un ansia de cambio y un hastío por la vida consumista. Sólo alguien que ha sido consumido por la fama puede retratar afinadamente esta carcoma. Momias y troles, dicen por homofonía, pero en verdad gritan “mamá”.

“SOS Матросу” (SOS Marinero) es la producción más reciente del grupo de rock-pop ruso Mumiy Troll. Esta banda lleva presencia desde 1983. Son originarios de Vladivostok (provincia que colinda con la frontera de China y el Mar de Japón) y desde hace ya treinta y un años son ícono de la música contemporánea. Son de ese tipo de ritmos que el tiempo no vence. Su liderIlya Lagutenko, vocalista, actor, escritor de la autobiografía Мой Восток (Mi mitad) y tal vez alguna vez oído por haber compuesto la versión rusa de “Kung Fu Master”, canción principal de la película Kun Fu Panda.

Conocí a la banda por un film llamado Love & Dance (traducido en español como El primer baile, el primer amor). Filme donde niños sufren por causas amorosas; todo imbuido dentro de una escuela de baile. Me enamoré de la canción Это по любви donde habla del enamoramiento puro: una serie de imágenes: caravanas, barcos de vapor, primavera, verano, las estrellas y los besos suaves.

SOS Матросу (SOS Marinero) la cual nos habla del desasosiego de la guerra naval y de una posible bomba radioactiva. Quiénes son los culpables sino los soldados, y la canción hace hincapié en la ironía de “¡Sálvenos!” cuando ellos mismos portan la destrucción. Gritos surrealistas a la naturaleza y a la destrucción en Брат Три (Tres Hermanos); o añoranzas sobre el lugar de nacimiento, donde ahora sólo hay polvo, sangre y vanos pensamientos sobre la eternidad. En fin, una cotidianeidad inmersa en el nihilismo sardónico.

lf.cervam@gmail.com