“Petrona Mori” o la madre de Porfirio Díaz

Por: Sebastián Ojeda

@svz_90

Que tal queridos lectores míos, bienvenidos de nueva cuenta a la columna (dizque) cultural de Linne. ¡Ya estamos en mayo caray! Mes reconocido por el pinchi calor y por las festividades, ¿Cómo olvidar el 5 de mayo con la victoria de Zaragoza y Díaz? ¿Cómo olvidar el 10 de mayo si diariamente nos recuerdan a nuestra progenitora en las calles de esta urbe? Ay, qué bonito chingao. El día de hoy, en conmemoración a las fechas antes mencionadas –y sobre todo por el día de las madres- les hablaré de la jefecita de Porfirio Díaz.

tumblr_lv6uojF2RS1qk5s5jo1_500

Al pensar en don Porfirio usualmente imaginamos al hombre vetusto con cabello y bigote cano, al gobernador eterno, al hombre viejo que finalmente expiró en Francia, ah Díaz, el viejo y estoico general, pero ¿Qué creen? El hombre no surgió por generación espontánea, él tuvo una madre que respondía al nombre de Doña Petrona Mori.

Mamadeporfirio

Doña Petrona, de sangre española y mixteca, destacó desde joven por su carácter fuerte, carácter con el cual formó a sus hijos. En el año de 1808 doña Petrona contrajo nupcias con don José Faustino Díaz. La joven pareja, por asares del destino, se estableció en Ometepec Oaxaca, lugar donde comenzaron a salir adelante gracias al arduo trabajo de ambos.

Con el paso del tiempo y ya con una chilpayates a cuestas, la familia se mudó a la ciudad de Oaxaca, donde establecieron el afamado Mesón de la Soledad. Lamentablemente don Faustino fue golpeado por la cólera, la cual lo llevó a la tumba en 1833. Ante esta situación, Petrona “se amarró en calzón” y decidió sacar adelante a sus hijos, tomando las riendas del Mesón de la Soledad y aprovechando los escasos recursos que podía obtener para la crianza de sus niños.

Cabe mencionar que Petrona siempre deseó que su hijo Porfirio siguiera la senda eclesiástica, pero como bien sabemos, don Porfirio optó seguir el camino de las armas, camino que lo alejó de su madre y de sus hermanos.

tumblr_m4l50j5QPz1r6d6jqo1_400

Para el año de 1859 doña Petrona, invadida por la enfermedad y la vejez, tuvo una visita de Porfirio quien por cuestiones de su servicio militar solo pudo permanecer en Oaxaca dos días. Y precisamente dos días después de la partida de Porfirio doña Petrona finalmente falleció, no sin antes haber dado a luz a 7 hijos, uno de los cuales se convertiría en una de las figura más amadas/odiadas de la historia de México.

tumblr_m6b2925jXw1rxf8o6o1_500

Despidamos pues a doña Petrona y a su hijo Porfirio con este corrido, el cual espero disfruten


Para saber más:

Díaz, Porfirio. Memorias. 2da ed. México: El Libro Francés, 1922