Childqueen, autodescubrimiento y melancolía sublime por Kadhja Bonet

 

Por Fernando Cervantes Radzekov

Una propuesta poética en donde confluyen el pasado y el futuro, alejándonos del presente, o trastornándolo con un velo melancólico y sublime. Así es el nuevo álbum, de Kadhja Bonet, que lleva grabado el nombre de Childqueen.

Su lanzamiento aguarda al 8 de junio, fecha en la que el mundo gozará de la experiencia completa de la voz de la productora y multi instrumentista Kadhja. Su voz nos invita con dolor y encanto a ambiente en donde el jazz y el soul se articulan de formas complejas, diminutas y perfectas. Flautas, violines y guitarras con vida acústica son una pequeña muestra de su capacidad interpretativa, la cual podemos constatar en el sencillo “Delphiene”, cuyas entrañas melódicas llevan el alma de los sacerdotes iluminados del antiguo oráculo de Delfos.

 

Desde pequeña, ha construido su mundo a partir de sonidos. Su estricta formación musical, que comenzó con violines, violas, flautas y guitarras, le ayudó a comunicar su alma a través de sonidos suaves y contundentes. El camino de autodescubrimiento al que nos invita Kadhja aguarda con ansias a la fecha de estreno. Seguiremos contemplando su nacimiento.

@FernandoCervan3

 

Advertisements