Elliot the furniture, el tiburón punk de la memoria

Imagen: Elliot the Furniture.

Por Fernando Cervantes Radzekov

¿Qué es un amigo? La vaga respuesta no es fácil de atrapar. Hay soluciones prestas, pero huecas. De verdad, ¿cuántas veces esas amistades lograron superar la frontera del tiempo, la distancia y el cambio de personalidad? Y aquellos que más sufrieron nuestro cambio fueron precisamente los entes imaginarios que nos acompañaron cuando pequeños. Una vez que crecimos, su existencia se diluyó de nuestras memorias, mas no así de nuestros corazones.

La reflexión que plantea Elliot the furniture en “White shark”, su más reciente sencillo, es amena, como un recuerdo querido, pero cruda, como asesinos de nuestras creaciones. ¿A dónde fueron? Simplemente ellos se diluyeron en el tiempo, pues de tiempo estamos formados. Así el video, cuya producción tardó dos años en concretarse, sintetiza esa pequeña vida por la que pasamos. Las maquetas de tipo minimalista muestran a detalle esas minucias que dejamos atrás, la fantasía inocente, el anhelo de ser aceptados, el terrible miedo a la soledad. Estos sentimientos encontrados son ambientados con maestría por la banda tapatía, cuyo video y sencillo forma parte de su más reciente material: Punk.

El proyecto, mezcla de ambientación profunda, inmersiva, de tiempos pausados, delicados, se acompaña de dulces voces disueltas en distorsiones y ecos inconmensurables.

Advertisements