Un “must see” para revivir el terror

texas-2

Por Francisco Marín

En 1974 el cine de terror sería testigo de la creación de una de sus obras cumbre, que sigue, y seguirá, aterrorizando por muchos años más. Se trata de La masacre de Texas dirigida por Tob Hooper.

Los años 70s fueron una época dorada para el cine de terror y serían estos los que sentarían las bases para prácticamente todo lo que vemos hoy en día sobre el género. La narrativa del terror tuvo su cuna en esta época y sin duda alguna le debemos mucho de ello a Hooper y a su Texas Chainsaw Massacre.

texas-3

Aún recuerdo la primera vez que vi la película, y sé que como muchos quedé más que impactado,  la leyenda “basada en hechos reales” siempre ha logrado  dejar un sentimiento de intranquilidad en el espectador durante toda la cinta. La película produce infinidad de momentos de ansiedad y sorpresa al ver el road trip de un grupo de jóvenes que sin saberlo se dirigen a una verdadera pesadilla.

Torturas, gritos,  suspenso ensordecedor  y una sierra eléctrica nos dejan helados durante toda la película y es por eso que su valía aumenta, en la actualidad es difícil encontrar cintas que produzcan sensaciones tan abruptas en la gente y La masacre de Texas  sigue haciéndolo a pesar de las 4 décadas que tiene. La cinta tiene secuelas y remakes, pero ninguna de estas logra estar a la altura de una película que se ha colocado en un privilegiado lugar en la historia del cine a nivel mundial, además de tener a uno de los íconos de la cultura popular más emblemáticos y aterrador de los últimos años: Leatherface.

Texas Chainsaw Massacre es un ejemplo perfecto de que el presupuesto de una película no es determinante del éxito de la misma y de las emociones que puede generar en el espectador.

 El máximo exponente y precursor de los slasher films  es un must see para cualquier persona y no hay mejor opción que verla a sus más de 40 años de estreno y revivir el terror.

Advertisements