Los Carpinteros  crean un mundo artístico inverso a la realidad

ellos

 

“Cuando el folclor se rompe es irreparable”.

Por Diana A. Olivera Trejo

El Museo Universitario Arte Contemporáneo tendrá  desde marzo hasta septiembre en las salas 4, 5 y 6 el trabajo del colectivo cubano Los Carpinteros.

Su trabajo es una mezcla entre la experimentación de los materiales y la idea discursiva original que suele plasmarse en bocetos o acuarelas, por tanto, Los Carpinteros mencionan que más allá de obtenern piezas finales, sus bocetos crean  un diálogo entre ellos y muestran un primer proceso creativo. Claro que dicho diálogo también es reinterpretativo.

La carga discursiva que tiene cada una de las piezas es empática con el espectador mexicano por el simple hecho de ser un pueblo latinoamericano. Sorprende que el denominado arte contemporáneo inmerso en esta exposición, la carga ideológica y la crítica al gobierno resultan ser atemporales para recordarnos que en realidad nada ha cambiado y la lucha es permanente, pero va mutando con los materiales o medios que cada época proporciona.

trajes

Esto da pie a hablar sobrela importancia que adquieren los materiales en las obras de manufactura de estos artistas. Echando un vistazo a sus inicios, Marco Castillo, Dagoberto Rodríguez y otros compañeros coinciden en la universidad en el periodo social, donde la producción del objeto marca una época difícil para el país y existe una interrupción de suministros a la isla, esto genera que las instituciones se tornen a solucionar dichos asuntos.

Como efecto colateral en los 90´s, las instituciones se quedan sin artistas y, más allá de generar un rezago, se utiliza ese vacío para crear el muchas veces llamado “arte de resistencia”, que en realidad podría verse como una estrategia de supervivencia. La vida cotidiana entre los dos polos socioeconómicos y la escuela se difuminan para dar una verdadera cátedra de enseñanza: los maestros eran los propios artistas y las tertulias eran el escenario constante de recreación.

hablando

La formación en La Habana inyecta un innegable espíritu de crítica que se va amoldando a los distintos espacios que tiene alcance, pero sin perder su esencia.Ver a Los Carpinteros en nuestras tierras es abrir un espacio en el tiempo para reflexionar acerca del pasado que se ha arrastrado hasta parecerse al presente.

 

 

.

Advertisements