Así suena el house cosmopolita y sensual de Lemon Mint

10676332_862187853792794_3235001510851949901_n

Fotografía: Lemon Mint

 

Por Miriam Sanabria Colin

La música electrónica remonta sus raíces a principios del siglo XIX y desde su nacimiento se sustentó en una necesidad de expresión  juvenil de las clases marginadas afroamericanas, latinas e inmigrantes que buscaban la progresión de un estilo que se ostentaba como una declaración futurista.

Chicago, cuna de la música house,  vio nacer el género que más tarde se convertiría en una religión de masas cuyos mandamientos se postularon alrededor del beat, samples y las cajas de ritmos; innumerables agrupaciones se expresan a través de la música house y la electrónica, las masas se mueven al ritmo de la luz neón y los rayos laser, esta es una religión cuyos apósteles nadan entre el color y el éxtasis juvenil.

De toda la gama de DJ’s y agrupaciones alrededor del house contemporáneo nos encontramos con Lemont Mint, agrupación integrada en un inicio por K’you (Francia) y Rafa Navajas (México), a quienes se unieron posteriormente Djeko Arqueros (vocalista) y Carlos Mier (guitarrista y compositor).

festival1

Fotografía: Polan Zepeda

Lemon Mint es una agrupación franco-mexicana, combinación que da como resultado la producción de sonidos orgánicos, no muy comunes en la música electrónica, junto a una interpretación sensual y sofisticada en lengua francesa que da origen a un  house cosmopolita, exquisito de escuchar y que se baila lentamente.

Esta agrupación lanzó su álbum debut a finales del 2014 con el nombre L’Alchimist. En este material, que bien hace honor a su nombre, se pueden encontrar influencias que van desde el más primitivo y retador afro-soul lento y profundo, a un intro con  guitarras eléctricas de carácter psicodélico que para nada parecen la entrada a un material de house progresivo.

Asimismo, una mezcla química de sonidos y sampling que cambian de ritmo, nos introducen a “Nicotine Love” y “The Crave”, tracks más  ágiles en su ejecución y con una sutil composición. Posteriormente viene “Sensation” lenta y lasciva apegada a un estilo synth pop, de aspecto minimalista donde la interpretación tiene prioridad en un ambiente tranquilo e insistente.

Otras piezas que conforman el álbum son “Horizon” y “The Jam”, esta última con un compás que se apega a la influencia del jazz y el pop donde un pequeño acorde de guitarra redondea la composición, haciéndola así más pegadiza y cadenciosa; esta canción cede la estafeta a la última pieza llamada “Transparent”, la cual presenta un cambio de ritmo innovador, divertido, cerrando de esta forma un disco agradable,  propositivo, un álbum  que parece todo, menos un house convencional.

Todo debe de cambiar para sobrevivir, es interesante que Lemon Mint cambie la forma de hacer y componer música electrónica de forma no intencional, orientados al deleite musical y a un viaje entre luces neón y rayos laser, Au revoir.

Advertisements