Siempre hay una manera de ser chingón: una charla con Sotomayor sobre “Orígenes”

Escuchar a Sotomayor es quedar impregnado de una mezcla de energía, beats y una fusión de ritmos latinoamericanos que han posicionado al latin new wave como una de las propuestas más atractivas para el público en los últimos años. Con tres discos en su haber, el grupo liderado por Raúl y Paulina Sotomayor se ha convertido en uno de los actos en vivo con mayor energía y mejor recibimiento en la escena de nuestro país.

Su sonido tropical, alegre y original se convirtió rápidamente en una bocanada de aire fresco para la música electrónica en México; lo que les ha permitido presentarse en los festivales alternativos más importantes como Bahidorá, Ceremonia y el Vive Latino.

Después de la grata sorpresa que representó Salvaje (2015) y Conquistador (2018), Orígenes (2020) representa el álbum de la consolidación, producido por Eduardo Cabra (Visitante de Calle 13). En LINNE platicamos con Pau Sotomayor sobre esta nueva experiencia musical, sus expectativas del disco y sus procesos creativos.

LINNE MAGAZINE: Pau, ¿cómo te sientes con el estreno de Orígenes, su nuevo disco?

Pau Sotomayor: Me siento muy bien. Estamos muy contentos de haber sacado el álbum que tanto queríamos; todo el material fue hecho con muchísimo amor, conseguimos un sonido muy padre. Logramos sonidos que estábamos buscando en discos anteriores.

LINNE MAGAZINE: ¿Cómo fue la experiencia de trabajar con Eduardo Cabra (Visitante)?

Pau Sotomayor: A Visitante lo conocimos en México; él vino a hacer un proyecto a raíz del sismo de 2017 con una empresa cervecera. Básicamente, generamos la idea de hacer una rola juntos y en ese proceso hicimos una súper buena amistad.

Trabajamos en algunas maquetas, teníamos unas 20 canciones. Un día platicando con él, le preguntamos si estaba interesado en ayudarnos y desde el principio mostró un interés real en querer trabajar con nosotros; sin duda fue una persona que nos impulsó a terminar el disco.

LINNE MAGAZINE: ¿Cuáles fueron sus mayores influencias para Orígenes? ¿Cómo se decidió en el proceso creativo cuáles serían los sonidos que formarían parte del álbum?

Pau Sotomayor: Una vez terminadas las maquetas, hicimos una selección de las canciones que se iban a quedar y así empezamos la preproducción en México. A razón de eso, comenzamos a determinar cómo íbamos a integrar sonidos, percusiones, coros, integramos también a un guitarrista. Después viajamos a Puerto Rico a grabarlo.

Contamos con el apoyo de varias personas durante el proceso. Intentamos adaptar varios ritmos latinos y fue un trabajo en equipo, donde entre todos pudimos amalgamar todos los ritmos.  El sonido latino se siente en el disco. Tuvimos que adaptarnos incluso a estilos que no conocíamos como el merengue, la rumba y algunos ritmos afrolatinos.

LINNE MAGAZINE: Sin duda, en este disco un elemento a destacar son las letras, mucho más liberales, más festivas. ¿Qué te motivo a realizar estos cambios?

Pau Sotomayor: La verdad es que en este último disco, me di mucho más a la tarea de hablar de cosas que me preocupaban. En ocasiones anteriores, me pasaba que hacía solamente letras bonitas, pero que se quedaban un poco cortas con lo que de verdad quería expresar. En este disco decidí hablar de las cosas que me inquietaban a mí y hacerlo bien era una garantía para que la gente se sintiera identificada.

Las letras son un tema no sólo de empoderamiento, sino del alejamiento del conformismo, de sentirte bien con tu cuerpo. Son letras mucho más fuertes; de recodarte que aunque hay cosas que de repente nos tiren al suelo, siempre hay maneras de recobrar la esperanza, de ser chingón, de no tenerle miedo al éxito.

LINNE MAGAZINE: Pau, sabemos que tú eres la encargada de escribir las letras en Sotomayor. Platícanos un poco sobre tu proceso creativo. ¿Cómo surgen las ideas que después se convierten en canciones?

Pau Sotomayor: Tengo un montón de libretas. De hecho, una de las cosas que más me gusta que me regalen en la vida son libretitas. Siempre llevo una mochila con un montón de plumas. Y aunque el teléfono es súper bueno para anotar las cosas, prefiero las libretas.

También procuro siempre tener libros que me ayuden en los procesos. Por ejemplo, en estos días, me he dedicado mucho a leer poesía indígena. Hay muchas formas de ir encontrando las formas para escribir e inspirarte, pero sí, me gusta tener un montón de libretillas donde poder hacer que mis ideas se conviertan en letras.

LINNE MAGAZINE: ¿Consideras que Orígenes es el álbum de la consolidación? ¿El álbum que mejor refleja el sonido que querían alcanzar como grupo?

Pau Sotomayor: Sí, definitivamente. Es el material más maduro y más chido que hemos hecho. Fue una nueva experiencia, fue la primera vez que tuvimos que viajar para grabar, fue un gran esfuerzo de recursos, de adecuarte al calendario de los demás. Es muchísimo más complejo, pero también el resultado y la retribución es mucho más padre.

LINNE MAGAZINE: Han tenido una carrera en ascenso, de mucho crecimiento en muy poco tiempo. ¿Cómo han vivido ese proceso de convertirse de una banda revelación a una de las más consolidadas en el país?

Pau Sotomayor: Por supuesto que crece el compromiso. Sobre todo cuando nos dimos cuenta que sí existe un nicho en México para esa música, que por momentos pareciera que no lo había. Al principio, nos preocupaba saber cómo le íbamos a hacer para que la gente nos escuchara cuando compites con un montón de productos mainstream.

LINNE MAGAZINE: Con la experiencia que tienen en festivales nacionales e internacionales, ¿cuál consideras que sería el gig ideal para Sotomayor?

Pau Sotomayor: Bahidorá es uno de los nichos perfectos para nuestra música, donde te encuentras a un montón de bandas haciendo este tipo de música. Para mí un concierto ideal siempre será en México. Bahidorá, Ceremonia o el Vive Latino son siempre lugares perfectos para ver a muchísimas propuestas, es grato darse cuenta que estos festivales se han adaptado a las bandas que tocan música electrónica, latin wave y otras propuestas, es padre saber que existe la apertura en los festivales.

También nos ha ido muy bien en otros países, tanto a nivel club como en escenarios más grandes; uno de los lugares que nos ha impactado mucho ha sido España. Fuimos a unas fiestas en Madrid que se hacen cada año y literal, lo que hacen es tomar los parques y monumentos más importantes de la ciudad y les montan escenarios, por lo que toda la gente tiene la oportunidad de escuchar música de manera gratuita; ahí nos dimos cuenta de que nuestra música les late y que tiene muchísimo jale la música latinoamericana.

LINNE MAGAZINE: Actualmente, y con la cantidad de reflectores que tienen sobre ustedes, ¿cómo influye en su proceso creativo? ¿cómo le hacen para mantenerse fieles a su música?

Pau Sotomayor: Actualmente estamos trabajando con Wonderwhell Recordings (Nueva York), es un sello que tiene muchísima confianza en nosotros y creo fielmente que ellos jamás intentarían cambiar nuestra esencia y la manera en que hacemos nuestra música. Son una disquera que están haciendo un gran esfuerzo para buscar a bandas que están haciendo cosas similares y buscan abrirle pasos para que los dj’s y bandas podamos ir a festivales más grandes.

LINNE MAGAZINE:  ¿Qué le falta a Sotomayor como proyecto? ¿Hasta dónde quieren llegar con su música?

Pau Sotomayor: Ya lo hemos estado viviendo desde hace un rato. El hecho de que te encuentres a personas en Instagram compartiendo nuestra música en lugares como Japón o Dinamarca ha sido increíble. Son cosas que no te imaginas, por ejemplo, nos ha tocado ver a personas escuchando nuestra música en Brasil (¡Brasil, donde el 80% de la música que consumen es a nivel local!). Es padre la manera en que se van dando las cosas, darte cuenta que tu música funciona y que la gente sí se identifica con ella.

Entrevista por Andrés Díaz Nava.

Aquí te dejamos Orígenes para que le des play.