Encarando nuestro lado animal

Relatos salvajes 2

Por Francisco Marín

“Por mí se pueden ir todos a la mierda.”

Como seres humanos estamos expuestos a una serie de situaciones y encuentros poco fortuitos a lo largo de nuestra vida, este tipo de manifestaciones apelan directamente a nuestras emociones más elementales y que corresponden a nuestra propia naturaleza animal.

Damián Szifrón nos presenta 6 cortometrajes brillantes que hacen referencia a la ira, la rabia, el enojo y la impotencia de las personas en situaciones “comunes” que resultan muy identificables con el espectador en distintos puntos;  todos hemos tenido que enfrentarnos con un auto que no va a la velocidad establecida y llevamos prisa, o también hemos derramado bilis al ver como una grúa se lleva nuestro auto y peor aún son las terribles multas que nos impone el sistema de tránsito.

relatos salvajes 3

Relatos Salvajes hace honor a su nombre, somos testigos de una transformación brutal de los personajes en pantalla, de cómo una situación u otra persona son capaces de llevarlos al límite, de hacerlos perder la cordura y apelar a su más natural instinto animal.

Cada personaje de la cinta es entrañable, conectamos, en lo más profundo de nuestro ser, con ellos y es esa conexión lo que hace que la cinta sea tan visceral. Ricardo Darín, Leonardo Sbaraglia y Érica Rivas son sólo algunos de los nombres que destacan en la producción, el trabajo de Rivas, como una novia impredecible, es sorprendente y escalofriante.

Relatos salvajes 5

Ricardo Darín interpreta al Ing. Bombita y sin duda su personaje es uno de los mejor trabajados, a cada momento que pasa su desesperación crece poco a poco hasta alcanzar un clímax épico de proporciones inmensas. Nada de lo que al Ing. Bombita en pantalla tendría el impacto generado de no ser por la magnífica actuación de Ricardo Darín, que se ha consolidado como el actor argentino más importante de los últimos años y su gran talento lo avala.

El ritmo de la cinta crece estrepitosamente con cada historia que vemos, los desastres que desfilan ante nuestros ojos cada vez se hacen más intensos, pero al mismo tiempo abren espacio para generar más risas entre los espectadores. ¿Qué es lo que nos hace reírnos de los terribles sucesos de Relatos Salvajes? Un factor es sin duda la exageración de las reacciones de los implicados pero se complementa con la cotidianeidad de las situaciones que el director nos muestra, mismas que provocan que llenemos ciertos huecos con experiencias propias y faciliten la identificación, subconsciente, con el intenso actuar de los protagonistas.

La grandeza de Relatos Salvajes radica en la maestría de la dirección y el guión de Szifrón que logran mostrar historias verdaderamente aterradoras, pero mostrados con un humor único, situaciones llevadas a lo hilarante de lo absurdo que resultan genuinamente trágicas.

 

Advertisements