#HouseOfVansMX:  2Chainz , WINTEAM, cuerpos saltando, maldiciendo y besándose

 

Fotografía: Ulises Miguel

Fotografía: Ulises Miguel

Texto y fotografías por Ulises Miguel

Quizá cuando dicen 2Chainz recuerden inmediatamente ese track  titulado We Own It que realizó junto a Wiz Khalifa o su tema dedicado al hijo del Chapo (Chapo Jr.) de su álbum TrapAvelli Tre. Sea cual sea el escenario imaginado,  este rapper hizo de House of Vans México una fiesta nocturna  que inició con WINTEAM, Joey  Bada$$, MLKMN y Cheeks.

Heakeen Epps  se convirtió sobre la plataforma en el reflejo sonoro del hip hop afroestadounidense y confirmó  el por qué es el adecuado para decir If I didn’t rap, I’ll shot you how to do it entre manos levantadas en el aire y cerveza arrojada al cielo para sustituir la lluvia tormentosa de la Ciudad de México.

Fotografía: Ulises Miguel

Fotografía: Ulises Miguel

Si bien 2Chainz terminó por quemar el escenario, WINTEAM  despertó la euforia de todos los asistentes que vinieron a escuchar a los integrantes de este crew: SerKo Fu, Simpson Ahuevo, La Banda Bastón, Eptos Uno, Mike Díaz, Brun OG y Gogo Ras, todos con una trayectoria a seguir en la escena nacional.

La Banda Bastón con Me gustas, una declaración de amor rap (muy dance); Serko Fu con Margarito y su protesta a la corrupta seguridad pública, o Méxtasis de Simpson Ahuevo para una noche de sexo, hicieron del frío un recuerdo destruido y del baile un leit motiv de un concierto para los seguidores del hip hop.

House Of Vans

Fotografía: Ulises Miguel

Con este batallón de representantes mexicanos tuvimos una sesión del rap en español que se está creando en México, de nombres distintos a los clásicos que todos conocemos (Vieja Guardia, Control Machete) para poner los ojos y los oídos en los proyectos que surgen  para fortalecer el mundo de los madrazos entre vocablos.

Continuando con el cartel de la noche, Joey  Bada$$, MLKMN (con su estilo bicultural México-Americano) y Cheeks  crearon esa sensación de violencia callejera en rimas para armar un desmadre en la pista mientras  otros continuaban con las manos arriba aprobando cada escupida de letras acompañadas con las pistas seleccionadas por los djs para aumentar el volumen eufórico de cuerpos saltando, besándose y bailando.

Fotografía: Ulises Miguel

Fotografía: Ulises Miguel

Cada uno de estos rappers convirtió a House of Vans en un fraseo colectivo, en una jauría metida en una guerra de palabras y en un ataque de misiles para explotar cerebros.

Advertisements