“Por Vida” de Kali Uchis te llevará por un sonido melancólico- hipnótico

Por Luis Omar González Pérez

 A primera impresión Kali Uchis podría parecer la  nueva sensación del internet,  y en parte lo es. Sin embargo,  hay algo mucho más construido detrás de esta imagen de diva chicana de los 60s-70s. Hay una propuesta cargada de originalidad, donde el sonido es el complemento de una chica que conecta con la comunidad latina desde otra perspectiva, una llena de nostalgia, donde el idioma es universal, las emociones están a tope y al mismo tiempo la música emana una paz como pocas.

Este pretendía ser  el debut de la colombiana, por alguna extraña razón, esto ha terminado siendo  su 2° mixtape. Por vida es una  extraña conjunción de sonidos, que a diferencia de sus primeras producciones, estas cuentan con una mayor calidad y las ideas están perfectamente adecuadas a su voz y estilo.

k1

Por vida queda como  un primer intento de llevar las cosas a un nivel  superior, pero al mismo tiempo  ofrece respuestas de hacia dónde debe dirigirse su creadora,  prueba de ello es la elección de múltiples productores (Alex Epton, Diplo, Bunx,Caleb Stone), quienes  curiosamente logran  hacer del producto final  un material homogéneo  e incluso ligero.

 El tema introductorio  Sycamore Tree, tiene como base central  la voz de Uchis, la cual se convierte en la cama principal de una gama de sonidos que atrapan. En Call Me (producida por Tyler The Creator)  se logra  crear ese sonido vintage sin pretensiones con resultados excelsos, mientras que en Speed, la dupla logra llevar la nostalgia a niveles futuristas con una base electrónica que hipnotiza.

k2

Es curiosa la selección de sencillos para promoción: Know What I Want es una revaloración del reggae, mientras que Lottery se queda a medio camino. El mejor tema del disco tiene por nombre Rush,  un tema que estaría cantando Amy Winehouse  sin problemas, sencillo, directo e hipnótico al mismo tiempo.

Para la parte final del disco, Ridin Round, hace  del hip hop una aventura llena de nostalgia, mientras que Loner se convierte en el primer intento de tener una balada épica, pero que se queda a medio camino.

Es claro que el camino de Kali  apenas empieza,  actualmente se encuentra de gira  y por lo visto es la excusa perfecta para probar que es lo que a la gente le gusta, ello con el riesgo de caer en las complacencias. Por  vida, es un delicioso manjar, en el que Colombia prueba que tiene más que ritmos latinos  y caderas para lucir, tiene talento e ideas frescas, como las que Kali (por momentos) logra con éxito.

Advertisements